Fecha de realización: 2010:03:21 18:16:24 - Velocidad de obturación: 1/100s - Diafragma: f7.1 - Zoom: 90mm

Además de los protagonistas, estas fotos comparten el hecho de que sus originales en color apenas tienen interés. Las dos primeras estaban subespuestas y tenían demasiado contraste, la última era justo lo contrario.
Seguir leyendo.

Ayer fue un dia gris, oscuro y mojado. Tal vez no el mejor escenario para poner a prueba mi nuevo Nikkor 60mm micro F2.8D de segunda mano, pero le dió al pueblo de Cea una pátina muy nuestra que pide ser vista en blanco y negro.

Fecha de realización: 2007:08:10 17:44:17 - Velocidad de obturación: 1/500s - Diafragma: f40 - Zoom: 120mm

Hice esta foto hace ya 10 años, cruzando la ría de Vigo hacia Cangas. Está hecha con mi vieja cámara Samyang usando película Ilford B&W XP2 400ISO, unos carretes en blanco y negro hechos para ser revelados como si fueran de color. El tinte sepia -o de cualquier otro tono- se podía pedir con el revelado, y además obtenías una fantástica textura que ya no se consigue digitalmente...

Fecha de realización: 2010:01:20 18:43:06 - Velocidad de obturación: 1/1250s - Diafragma: f5.6 - Zoom: 450mm
Fecha de realización: 2009:07:04 19:22:19 - Velocidad de obturación: 1/800s - Diafragma: f3.5 - Zoom: 22mm

Esta falsa maqueta de Barcelona es mi primer experimento con la técnica de tilt-shift. Como no tengo un objetivo descentrable he hecho trampa con este plugin para Gimp. La foto original está en esta galería.

La cámara no capta el mundo tal y como es, le aplica su propia visión y algunos efectos, como destellos, exageración de la profundidad de campo, o el llamado "grano fotográfico". En los tiempos de la fotografía analógica -con esos obsoletos carretes de película fotosensible-, el grano era más o menos agradable, en muchos casos le aportaba un cierto estilo o calidad a la imagen. Pero muchas cámaras digitales actuales producen un ruido no tan agradable, generalmente una textura de puntos de color, generalmente en las zonas oscuras de la imagen.

Por suerte las últimas generaciones de cámaras de gama media y alta consiguen un grano mucho más fino y uniforme. Pero los que no tenemos la suerte de tener el último gadget tenemos que limitarnos a utilizar los valores de sensibilidad ISO más bajos -arriesgándonos a fotos movidas-, o bien retocar la fotografía una vez volcada en el ordenador. He encontrado una técnica que funciona bastante bien para esto. Seguir leyendo.